Aprende a reciclar tus aparatos electrónicos de la forma más ecológica

 Las continuas innovaciones tecnológicas nos han permitido tener cada vez una vida más cómoda y agradable, con una ciencia puesta siempre al servicio del ser humano. Estos avances tienen lugar en diversos campos, desde la medicina hasta el mundo laboral pasando por el entretenimiento. Se podría decir que es imposible llevar una vida cotidiana sin usar algunos de estos aparatos electrónicos, que se mimetizan tanto con nosotros, que casi los vemos como una extensión de nuestro propio cuerpo hasta olvidarnos de que los usamos.

Sin embargo, esta comodidad de última tecnología lleva pareja un desagradable impacto en nuestro medio natural. Los aparatos electrónicos son bastante contaminantes debido a sus diversos componentes, entre los que se encuentran materiales tan dañinos como los metales pesados. Por si esto fuera poco, la electrónica es un campo con un índice de evolución tan rápido que muchas veces nos deshacemos de aparatos que aún funcionan perfectamente para hacernos con uno más moderno, simplemente para estar a la última.

Afortunadamente, no estamos obligados a elegir entre la comodidad de las nuevas tecnologías y el respeto por la naturaleza, ya que es posible llegar a un punto intermedio en el que podamos disfrutar de las últimas innovaciones técnicas sin tener que dañar al medio ambiente por ello. Si queremos conseguir este equilibrio, basta con seguir una serie de simples consejos para deshacernos de nuestra basura electrónica de la forma más limpia posible.

  •  Alarga la vida de tus aparatos. La mejor manera de conseguir que un equipo electrónico no contamine es no teniendo que deshacernos del mismo. Para ello trata de conseguir que duren lo máximo posible. Para este fin, lo más recomendable es seguir las indicaciones de uso del fabricante con el objeto de que no sufran daño por un mal uso. En el caso de ciertos aparatos concretos se pueden tomar precauciones extras, como con las computadoras, cuya vida se puede alargar instalando un programa antivirus.
  •  Recicla pilas y baterías. No solo puede contaminar el aparato electrónico en sí, también se pueden generar otros deshechos debido a su uso igual o más contaminantes. Un ejemplo de esto lo tenemos con las baterías y pilas con la que funcionan ciertos aparatos electrónicos. Estos desperdicios son altamente contaminantes, ya que una simple pila puede contaminar una gran porción de tierra o agua. Para evitar esto, debemos asegurarnos de reciclar las pilas y las baterías arrojándolas en contenedores especiales para las mismas.
  •  Apágalos cuando no los uses. A la hora de dar el uso más ecológico posible a un aparato electrónico, también debemos de tener en cuenta el consumo de energía eléctrica que supone su uso, algo que no es contaminante por si mismo, aunque si lo sea la manera en la que se produce dicha electricidad. Con el fin de que las centrales eléctricas consuman menos recursos, lo ideal es apagar del todo algunos aparatos, como los televisores o las computadoras, cuando no los estemos usando, en lugar de dejarlos en stand by, ya que seguirán realizando un consumo eléctrico, mínimo pero constante.
  •  Búscales una nueva vida. Existen opciones para deshacernos de nuestros aparatos electrónicos sin que contaminen lo más mínimo. Por ejemplo, podemos venderlos mediante  anuncios en páginas online, con lo que nos sacaremos incluso un beneficio económico; o donarlos a la beneficencia, con lo que además de ayudar al medio ambiente estaremos ayudando a los más necesitados. Debemos comprender que aunque para nosotros ciertos aparatos ya no tengan más utilidad pueden tener aún mucho que ofrecer a otras personas.
  •  Opta por el mercado de segunda mano. Aunque lo hemos señalado en el punto anterior, cabe pararse aún más en el mercado de los artículos usados. Esta opción puede ser interesante tanto para vender como para comprar, ya que un artículo de segunda mano, además de ser más barato, es más ecológico, ya que no se necesita volver a realizar un gasto en materias primas para construirlo. Los anuncios online pueden ser muy útiles, visitas este tipo de webs   si vas a comprar un auto usado, aunque también si quieres comprarte por ejemplo una radio para el vehículo.
  • Si no te queda más remedio recicla. Desafortunadamente, llega un momento que el aparato electrónico se rompe o queda totalmente inservible, por lo que no hay más remedio que librarse de esta basura electrónica. Existen algunas asociaciones que aceptan donaciones de equipos electrónicos aunque no funcionen, ya que ellos se encargan de arreglarlos o de aprovechar los componente que aún funcionan. En caso de que no podamos donarlos, debemos informarnos de los puntos de nuestra ciudad donde se puede arrojar este tipo de basura, para que sea tratada en plantas de reciclaje donde se encargarán de que contamine lo mínimo posible.

 Estos útiles consejos nos ayudarán a tener una vida más ecológica sin necesidad de sacrificar la vida moderna. Si a esto le añadimos otros comportamientos ecológicos como el ahorro energético o el reciclaje del grueso de nuestros desperdicios, podremos conservar una naturaleza más rica y con espacios verdes tanto para nosotros como para nuestros descendientes.

Por Liliana Costa