dina

“Desperdiciamos comida por un valor de 10 mil millones de libras esterlinas en el Reino Unido cada año. Triste, ¿no es así?”. Es necesario educar a la población de las grandes ciudades para reducir el desperdicio de comida.

Dinamarca ha logrado con éxito reducir el desperdicio de comida en un 25% en los últimos cinco años. La tendencia de cuidar la comida y evitar el desperdicio ha calado en Dinamarca, y otros países deberían tomar nota de los pasos que han seguido para lograr el éxito. Es importante reducir el desperdicio de comida porque ello significaría reducir esfuerzos en la producción agrícola y por tanto se reduciría el impacto en el planeta.

De acuerdo a un artículo en Treehugger.com, el éxito de los programas para reducir el desperdicio de comida tiene sus raíces en la cultura popular. Jonathan Bloom, autor del libro American Wasteland, manifiesta que hay ciertas características que permiten a la población de Dinamarca reducir su desperdicio de comida.

dina1

Selina Juul, una mujer rusa que emigró siendo adolescente se quedó sorprendida en Dinamarca al ver la gran cantidad de comida que en ese país se daba por asegurada en comparación con las estanterías vacías de su país nativo, pero no se quedó inmovilizada, la sorpresa se tornó en acción y lanzó el grupo “Detengan el desperdicio de comida” (Stop Wasting Food), y actualmente es reconocida como una fuerza que ha llevado a tres gobiernos a tomar atención sobre este problema.

Al ser un país pequeño es relativamente fácil difundir la campaña “detengan el desperdicio de comida” y sumar personas a la causa, y la verdad es que todos están comprometidos. Bloom indica que en su viaje a Dinamarca pudo identificar que todos desde el taxista, hasta los políticos hablaban sobre el desperdicio de comida.

La comida es cara en Dinamarca, y representa aproximadamente el 11% de los gastos en comida, mientras que en Estados Unidos el gasto representa el 6.4% de los ingresos de la población.

Alimentos que se pierden

Alimentos que se pierden

El Ministerio de Alimentos y Ambiente de Dinamarca ha establecido un fondo de US$750.000 para ayudar a los proyectos que ayuden a reducir el desperdicio de comida, desde la etapa de producción hasta el consumo. Resulta de ayuda tener leyes más flexibles en relación a la venta de productos vencidos, pues se permite el crecimiento de empresas como WeFood, logrando establecer un canal legal para la recuperación de alimentos que, de otro modo, serían desechados.

Es necesario que en todo el planeta se reduzca el desperdicio de comida para lograr una cadena de producción de alimentos más efectiva.

 

Fuente: Treehugger