p

La población de pescadores en el  país se estima en unos 11,500, de los cuales unos 8,500 son del área costera marina y los restantes se dedican a la pesca en aguas interiores (ríos, presas y lagos), según estadísticas del Consejo Dominicano de Pesca y Acuicultura (Codopesca).

En la actualidad hay una flota pesquera de alrededor de 4,800 embarcaciones, esencialmente de pequeña escaña. El 25 por ciento del esfuerzo pesquero está en Samaná, con unas 920 embarcaciones; mientras que en El Seibo hay unas 500, que incluyen las de Miches y La Gina, y 225 en Sabana de la Mar.

Falta de logística. Codopesca, cuyo director ejecutivo es el vicealmirante retirado Francisco Frías Olivencia, informó que los pescadores renuevan sus licencias cada dos años, un requisito para el desarrollo de sus actividades.

A pesar de que la ley obliga a las personas a sacar sus licencias, tanto para la pesca comercial como para la deportiva, la falta de la logística impide que esto se cumple a cabalidad.

p3

Expresó que solo unos 3,500  lo hacen con regularidad.

La Marina de Guerra, institución que otorga los permisos de salida, retiene las embarcaciones que no están autorizadas.

La pesca local se mantiene relativamente estable, aunque en algunos sitios hay evidencias de sobre pesca.

Pesca de futuro. Se estima que en el país nunca ha habido una pesca rica debido a que la costa es muy estrecha, como por ejemplo la Atlántica (de Montecristi hasta Cabo Engaño) a excepción de la costa de Samaná que tiene una mayor profundidad, según explicó Raúl González Pantaleón, encargado de  Regulación Pesquera de Codopesca.

Sin embargo, agregó que en el Atlántico hay una pesca de futuro, pero los pescadores hacen cierta resistencia a irse a aguas profundas. Se trata de una pesca de temporada, considerada buena. Precisó que  Codopesca  no ha podido  cambiar esa forma de pensar de los pescadores.

González Pantaleón señaló que el cultivo de peces (acuacultura) a pequeña escala ha ido creciendo, pero los grandes proyectos se han quedado un poco rezagados. Se observa un crecimiento en el cultivo en jaulas en los embalses, pero se estima que aún falta mucho camino por recorrer.

p2

Consumo. Explicó que el país sólo produce el 30% del consumo nacional  de pescado, que  se  estima en  un promedio anual de 54 toneladas métricas, equivalentes a  unos 54 millones de kilos de productos pesqueros.

El consumo se calcula, sin la población turística, en  3.8 kilos por persona y con el turismo 4.5 kilos por persona. Pero realmente el consumo está por debajo de eso, debido al alto componente de los enlatados que se incluyen (sardinas, arenque, que se re exportan a Haití).

Expresó que en 2013 el país importó productos pesqueros por más de US$100 millones. También, el país exporta, langostas, anguilas, peces marinos  y otros de menor cantidad.

p1

Fuente: HOY