s

Santiago de los Caballeros,
Lunes 28 de Julio del 2014.-

Doctor
Juan Gilberto Serulle Ramia
Alcalde del Municipio de Santiago,
Su Despacho

Señor Alcalde:

Es de nuestra preocupación y cuestionamiento la reciente y acelerada jornada de siembra de Robles amarillos que lleva a cabo su gestión en la reata de la Av. Las Carreras de esta ciudad. Esas reatas no alcanzan el metro de ancho y en la parte alta de Las Carreras ya el alambrado interactúa con las ramas de algunos especímenes.

Es importante destacar que valoramos la intención del proyecto, sin embargo dudamos se haya tomado la decisión adecuada en la selección del Roble amarillo específicamente para la reata, y en el momento del año para realizar el trasplantado.

El Roble amarillo es un árbol que aporta belleza al paisaje urbano de la ciudad, ubicado en espacios apropiados como jardines, bulevares, plazas, parques y áreas donde sus raíces y ramas no interfieran con otros importantes elementos del espacio público como calles, aceras pequeñas, reatas estrechas, alambrado, visibilidad de los vehículos, entre otros.

Además éste árbol mediano de raíces superficiales, y marco de siembra aconsejado de 6 metros, no es el mejor candidato para sembrarse en hileras, tampoco es muy resistente a huracanes, pudiendo caer sobre vehículos en tránsito. No se recomienda su ubicación en espacios muy reducidos, ni bajo el alambrado urbano.

Es cierto que el Roble amarillo tolera la sequía y puede darse en suelos arcillosos y áridos, pero esto es cuando se ha desarrollado bajo esa condición. En el trasplantado es diferente, nos hemos percatado que estos arbolitos se han expuesto a un trauma innecesario, el tamaño de corte de las raíces, la condición del suelo y la altura de los mismos reduce considerablemente la posibilidad de su recuperación y adaptación al sumarle la sequía, exposición al sol, escases de agua y espacio reducido en que se encuentran actualmente.

No entendemos la decisión de ejecutar una jornada de siembra con sequía y escases de agua, Santiago y el país se encuentran en situación crítica con este recurso vital para la subsistencia humana, razón que nos provoca desconfianza del nivel de conciencia y sensatez de todos los involucrados en este proyecto de arbolado en Las Carreras.
Según James Urban, quien investiga el comportamiento de los árboles en las ciudades desde 1982, “para que un árbol mediano pueda desarrollarse bien, necesita 28 metros cúbicos de suelo. Esto es un espacio de 4 metros por 7 metros, con un metro de profundidad”. En el caso particular de Las Carreras no contamos con el espacio ideal, por ello se deben buscar soluciones alternativas, por ejemplo, otras especies mas idóneas.

Es necesario trabajar en una propuesta de arbolado urbano para Santiago, tal como tiene la ciudad de Santo Domingo, las improvisaciones nos cuestan mucho a los ciudadanos y eso no se puede negociar.

Se debe repensar la ciudad, hacer un plan a largo tiempo, consensuado, que produzcan resultados verdaderos y permanentes. Para el arbolado urbano en aceras e isletas menores a 1 metro, tenemos otras opciones que se ajustan mas a esta condicionante y las antes citadas como es el caso de las palmas, arbustos, cactáceas, herbáceas, lianas y trepadoras. Si es su interés sembrar árboles podría haber considerado por ejemplo el árbol de Avellano (Cordia sebestena), aconsejado para parques, plazas, avenidas, calles residenciales, bajo cableado, parqueos, en hilera, con espaciamiento de 4 a 6 metros. Resiste vientos fuertes y atrae los zumbadores o colibríes. Es de crecimiento medio y puede alcanzar la altura de 5 a 9 metros, diámetro de copa hasta 7 metros.

Otras especies de árboles pudieron también hacer la función en la isleta como Caimito Cimarrón, Mangle Botón o Mangle Pietro, la Penda o Péndula, el Escobón entre otros. Todos estos árboles nativos y de características similares.

Como ciudadanos y ciudadanas dolientes de Santiago, es nuestro interés se tomen decisiones con criterios mas acertados, bajo un procedimiento de estudio y análisis correcto que respondan a necesidades verdaderas, usando los recursos de la ciudad con transparencia y prudencia.
Reciba nuestro cordial saludo,
Por Santiago Somos Todos,

Consejo Directivo
Santiago Somos Todos, Inc.
Sociedad Civil sin fines de lucro