03

Según la UNESCO, el fenómeno de acidificación de los océanos, “que se está produciendo a un ritmo sin precedentes”, es uno de los efectos más preocupantes del cambio climático. 

“Las aguas marinas absorben cada día 24 millones de toneladas de dióxido de carbono”, señala este estudio, que afirma que, si las emisiones de CO2 no se reducen, en 2100 esta tasa habrá aumentado un 170  por ciento con respecto a los niveles anteriores a la era industrial. 

Los océanos han aumentado su tasa de acidez en un 26 por ciento desde el comienzo de la era industrial a causa de las emisiones de CO2 que el hombre vierte en la atmósfera, según un informe de la UNESCO hecho público en la Conferencia contra el cambio Climático (COP19) de Varsovia.

o1
Para esta organización la única manera de minimizar los riesgos es reducir drásticamente las emisiones de CO2.

Esta acidez afecta especialmente a organismos como los corales o los crustáceos, que pueden resultar gravemente afectados y provocar cambios sustanciales de los ecosistemas marinos con consecuencias socieconómicas importantes, como la drástica reducción en las capturas de mariscos.
o2
Preparado por la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO, el Comité Científico para la Investigación Oceánica (SCOR) y el Programa Internacional de Geosfera-Biosfera (IGBP), el documento resume las conclusiones de 540 expertos de 37 países y presenta el estado actual de la investigación sobre la acidificación oceánica.