de1
La situación por la que pasan los delfines en la actualidad es sumamente crítica, tanto por los asesinatos indiscriminados, la pesca abusiva, los deportes despiadados y el cautiverio; a todo esto se le suma otra preocupación que todavía no tiene respuesta…

La última alerta se produjo el pasado 8 de abril en Cetraro Porto, en la provincia de Cosenza (sur) pero las regiones más afectadas por este suceso son el Lacio, cuya capital es Roma, y Toscana (centro), que han recogido ya 31 y 29 cadáveres, respectivamente. Se trata de 101 delfines de la especie “stenella coeruleoalba”, conocidos como “delfines listados”, según ese departamento.

En lo que va de año, las costas italianas han recibido la llegada de más de un centenar de delfines muertos, según explicó hoy el Ministerio del Medio Ambiente de Italia que, pese a manejar diversas hipótesis, todavía carece de certezas en relación a este suceso.

Por el momento, según informó el Ministerio, se desconocen los orígenes de este fenómeno que, según un estudio del Banco de Datos Explicativos italiano (Bds), es ocho veces superior a la media anual registrada en los últimos veinte años.

Pese a no contar aún con ninguna certeza respecto a la muerte de estos delfines listados, el Ministerio del Medio Ambiente italiano maneja una serie de hipótesis que procederá a contrastar.

Según los investigadores ministeriales, la muerte de los delfines podría deberse a un brote de sarampión entre los mamíferos (morbillivirus delphini), acrecentado por la carestía de alimentos que debilita a estos animales y que les expone en mayor medida a contraer diferentes enfermedades.

de2
Otra teoría apunta al hecho de que la población de esta especie de delfín haya crecido considerablemente en los últimos años, lo que les ha obligado a habitar en aguas menos profundas y más cercanas a la costa y, por lo tanto, menos salubres.

Pese a estas dos hipótesis, las autopsias realizadas por agentes de la Guardia Costera italiana no señalan alteraciones en los tejidos de los mamíferos ni síntomas de enfermedad.

Por el momento, el Ministerio del Medio Ambiente se muestra partidario de unir las dos hipótesis manejadas por los investigadores.

Una teoría que apuntaría que el origen de estas muertes se encuentra en la necesidad de los delfines de vivir más cerca de la costa, en aguas más contaminadas, y en la carestía de alimentos que les expondría a dicha contaminación y a morir por enfermedades o parásitos.

de3

Fuente: informador.mx