Ministros de Agricultura de China y de países de América Latina y el Caribe se reunirán el próximo mes de junio en el país asiático en un foro de cooperación que tiene como objetivo asentar proyectos conjuntos, adelantó el viceministro chino de esta cartera, Niu Dun.

Niu hizo este anuncio durante el “Diálogo de Embajadores sobre la Cooperación en Agricultura China-América Latina” celebrado este sábado en los alrededores de la Granja de Demostración China-Chile, ubicada en la ciudad de Tianjin (noreste), y que es la antesala al encuentro que se celebrará a nivel ministerial en 2013.

En esta reunión de embajadores, promovida por el Ministerio de Agricultura chino y la Embajada de Chile en Beijing, Niu puso fecha a una de las iniciativas que el primer ministro chino, Wen Jiabao, propuso en su viaje a Latinoamérica en junio.

Se espera que en el citado encuentro, según adelantó Wen en su viaje y repitió el viceministro chino, se acuerden objetivos comunes, como conseguir que el comercio agrícola supere los 40 mil millones de dólares en los próximos cinco años, desde los actuales 18 mil.

Además, China trasladó su intención de crear un fondo de emergencia alimentaria conjunto de 500 mil toneladas de alimentos, de los que la potencia asiática aportará 250 mil, anunció el viceministro Niu.

“Desde China pensamos que, en el mundo, las crisis de seguridad alimentaria son un gran problema y representan un desafío para nuestro país y también para Latinoamérica”, explicó posteriormente Niu, quien también apuntó como otros de los temas relevantes el “cambio climático” y la inversión en “biomasa”.

El foro ministerial también debatirá la creación de entre cinco y ocho centros de investigación agrícola, el intercambio de hasta 500 expertos, y otros proyectos de inversión en tecnología e innovación en este área.

A modo de antesala del debate que se producirá el año que viene entre los ministros, los embajadores latinoamericanos y del Caribe mantuvieron un diálogo en el que expusieron sus propuestas, pero también sus diferencias sobre el futuro encuentro ministerial.

Tras evidenciar su contento por que China lleve “el diálogo a la práctica”, el embajador de Chile, Luis Schmidt, el primero en intervenir como co-impulsor del encuentro, incidió en la importancia de la volatilidad de los precios y de apoyar iniciativas para reducir las barreras a la importación.

“En el sector agrícola, no se puede permitir que los precios de los alimentos se vayan a las nubes o se distorsionen como ocurre actualmente por proteger barreras arancelarias y países en particular”, explicó Schmidt en declaraciones.

El punto de inflexión del encuentro corrió a cargo del embajador en Beijing de Brasil, Clodoaldo Hugueney, cuyo país es una potencia agrícola, y quien alertó de que se estaba “corriendo demasiado”.

“Sería interesante que el proceso que se adopte no sea empezar a formalizar propuestas una tras otra, sino proponer a cada paso nuevas ideas y nuevas cuestiones. El foro puede ser un instrumento de gran importancia, pero ya se está buscando definir no sólo la fecha, el local, sino también el temario y los resultados finales. Creo que es un poco prematuro”, indicó.

Y lanzó una pregunta a los presentes: “¿Por qué no hacer el encuentro, por ejemplo, en América Latina?”.