El bambú es un material de construcción alternativo, resistente y barato en mantenimiento, por lo que es considerado parte de la arquitectura verde, al ser amigable con el medio ambiente, destacó la experta Ivonne Angers Plata.

La coordinadora de Servicio Social y Prácticas Profesionales de la Facultad de Arquitectura de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) dijo que se puede emplear en combinación con acero y concreto, en estructuras, muros, cubiertas, pisos, acabados e incluso en puentes.

Se conoce de construcciones realizadas con bambú que han durado más de 40 años. Para utilizarlo debe tener mínimo cuatro años de maduración.

Mencionó que su principal desventaja es la humedad, por eso “hay que protegerlo, no dejarlo a la intemperie y darle cierto mantenimiento”.

Refirió que al ser madera presenta ciertas plagas, para ello se le realiza un tratamiento a base de bórax, que consiste en sumergir el bambú en esta solución a base de bórax para matar la plaga y después se expone al sol para secarlo.

Señaló que en México las construcciones no presentan este tipo de material por el desconocimiento de sus ventajas, desconfianza de otro tipo de alternativas y el desinterés del gobierno y de los propios constructores.

Indicó que en Puebla desde hace dos años se impulsa la utilización de este tipo de material y se propicia su cultivo en determinadas comunidades, por ejemplo en Cuetzalan, donde antes se consideraba una plaga y ahora se comercializa.

Fuente: informador.com