Este paradisíaco archipiélago se encuentra ubicado en Nueva Zelanda, entre Tahití y Tonga.

Entre sus atractivos naturales, ofrece islas con propiedades volcánicas, lagos de un color turquesa impresionante, atolones, playas de arenas blancas y desiertas, para caminar sin fin, grutas subterráneas para sorprenderse y paisajes en un  estado casi inexplorado por el hombre, aspecto que las hace aún más llamativas.

El primer ministro de las Islas Cook, Henry Puna, ha anunciado la creación de la mayor reserva marítima del mundo. La reserva, que tendrá una extensión de 411.000 kilómetros cuadrados, es el hábitat natural de especies protegidas como el tiburón toro bacota y numerosas clases de peces.

El Gobierno de las Islas Cook, en el Pacífico meridional, ha anunciado hoy la creación de la mayor reserva marítima del mundo en la mitad sur de sus aguas territoriales, ha informado la radio estatal neozelandesa.

El anuncio de la creación de esta reserva marina de una extensión de 411.000 kilómetros cuadrados ha sido hecho por el primer ministro de las Islas Cook, Henry Puna, coincidiendo con la inauguración del Foro del Pacífico, evento en el que los líderes regionales abordarán el impacto el cambio climático en esa zona.

En su discurso de inauguración del evento que se celebra en Avarua, la capital de las Islas Cook, Puna ha señalado que esta reserva marina es una “gran aportación al bienestar de la humanidad”.

Las aguas de las Islas Cook, un Estado formado por 15 islas, algunas de ellas deshabitadas, son el hábitat natural de especies protegidas como el tiburón toro bacota y numerosas clases de peces.

También Australia anunció en junio la creación de diversas reservas marítimas que en conjunto tienen una extensión de 3,1 millones de kilómetros cuadrados, en diferentes áreas de sus aguas territoriales.

Fuente: EFE