La huella de carbono de Facebook fue de 285 mil toneladas de gases de efecto invernadero el año pasado, resultado de la construcción y uso de centros de datos, espacios de oficina, transportación aérea de empleados y transporte de servidores.

En tanto, la huella de carbono anual de un usuario de Facebook, es decir, la emisión de gases de invernadero que supone su actividad en la red social, fue de 269 gramos en el mismo periodo, equivalente al impacto ambiental de una tasa mediana de café, tres plátanos o dos vasos de vino.

La corporación de Mark Zuckerberg reveló que el total de energía utilizada en sus espacios de oficina, centros de datos y otros complejos a nivel mundial fue de 532 millones de kilowatts en el periodo.

De este resultado, detalló, 23 % provino de energías limpias y renovables, 27 % del carbón, 17 % del gas natural y 13 % de energía nuclear.

Mientras que el 20 % restante es energía “no categorizada”, es decir, energía que los servicios públicos adquieren en el mercado al contado (spot market) y puede provenir de cualquiera o todas las fuentes antes mencionadas, señaló Facebook en su página.

Para 2015, la compañía planea recibir 25 % de su energía de fuentes renovables, aunque considera probable que debido al rápido crecimiento de sus negocios, las cifras de su impacto ambiental empeoren antes de observar mejoría.

Para alcanzar esta meta, puntualizó, al elegir locaciones para oficinas dará preferencia a aquellos sitios que tengan acceso a energías renovables, además de que planea vincularse con organizaciones ambientales y otras empresas de la industria para promover el desarrollo de las mismas.

Con respecto a dicha vinculación, destacó el desarrollo de una aplicación con el Natural Resources Defense Council y la empresa oPower, para promover los temas de la sustentabilidad entre los 950 millones de usuarios de la red social.

Fuente: el informador