Investigadores chinos han encontrado la fórmula para convertir residuos de cocina en combustible biológico, proceso tras el cual reducen el gasto de energía y la contaminación ambiental, informó este lunes, 30 de abril, la agencia oficial de noticias Xinhua.

El proyecto permite tratar grandes cantidades de sobras de cocina, explicó el líder del grupo de investigación de la Universidad Tecnológica de Zhejiang, Ji Jianbing, y añadió que la meta es “crear una línea de producción capaz de manipular 400 toneladas de basura diaria en los próximos cinco años”.

Los investigadores ya han logrado transformar los residuos de cocina en combustible para automóviles utilizando tecnología de conversión biológica, y, además, han aprendido el proceso necesario para utilizar las sobras de la conversión como fertilizantes orgánicos, detalló la fuente.

Las 400 toneladas de residuos de cocina pueden producir 24.000 metros cúbicos de gas metano y 26 toneladas de combustible biológico, explicó Ji, añadiendo que el combustible generado se puede usar en autobuses y taxis.

Según el investigador, 26 toneladas de combustible biológico pueden abastecer a 1.300 autobuses, mientras que la cantidad de gas producida es suficiente para proveer de energía a 800 taxis durante un día o, añadió, a cerca de un quinto de estos vehículos de la ciudad de Hangzhou, en el este de China.

Las ciudades en la potencia asiática generan cerca de 60 millones de toneladas de residuos de cocina al año, cantidad que, a su vez, contiene energía equivalente a 4,3 ó 6,15 millones de toneladas de carbón estándar.

Actualmente, China puede producir, por lo menos, desde 300.000 hasta 500.000 toneladas de combustible biológico de residuos de cocina todos los años, con lo que, según Xinhua, se puede abastecer a barcos de pesca y máquinas agrícolas.

Sin embargo, los expertos señalan que los altos costos de producción podrían evitar que la industria de conversión de combustible biológico se expanda en un futuro. EFE

Fuente: Acento.com