Un grupo de empresas en Estados Unidos utilizará nueva tecnología para extraer energía geotermal de un volcán inactivo en el estado de Oregon con la expectativa de desarrollar ese sector de la energía renovable y volverla competitiva en el mercado.

Las empresas AltaRock Energy y Davenport Newberry Holdings pretenden conectar depósitos de agua fría subterránea con un nivel de roca seca caliente mediante una red de fisuras por donde fluiría el líquido y crearía vapor.

El sitio que han escogido para hacer la prueba de viabilidad de la innovadora tecnología es aledaño a un parque ecológico y reserva natural, por lo que varios activistas han manifestado preocupación por el impacto ambiental y visual que tendrá sobre la región así como por el riesgo de temblores.

Fisuras

La ventaja de la energía geotermal sobre sus rivales -la eólica y la solar- en el campo de las llamadas ‘energías verdes o limpias’, es que no dependen de que soplen vientos fuertes o que sea un día de verano. El calor de la Tierra, a medida que se penetra más profundo, es intenso y permanente.

Desde hace más de un siglo se ha usado el vapor que emana de depósitos de agua hirviendo para impulsar motores. Islandia ha hecho gran uso de sus sistemas geotermales naturales pero AltaRock desarrolla lo que se conoce como Sistemas Geotermales Amplificados (EGS, por sus siglas en inglés) con la intención de cavar una represa artificial donde la roca caliente no cuenta con un flujo de agua.

‘Inyectamos agua a presiones relativamente bajas para crear fisuras que se extienden hacia afuera y hacia abajo’, dijo a BBC Mundo Susan Petty, presidenta y jefe de tecnología de AltaRock Energy.

El método se conoce en inglés como hydroshearingo ‘hidrorasgado’ y AltaRock ha desarrollado una técnica que le permite crear mútiples capas de fisuras, una compleja red de estas. La idea es que el agua fluya por las fisuras hasta entrar en contacto con la roca caliente para hervir el agua, cuyo vapor es recuperado y utilizado en la generación de energía.

‘Nuestro método nos permite mezclar todos estos niveles de fisuras y fracturas para crear una represa de agua sin la necesidad de un taladro u otros aparatos mecánicos que suelen ser utilizados en la industria de gas y petróleo’, señaló Petty.

Con la ayuda de instrumentos sísmicos y de un programa de computación se va elaborando un mapa de las fisuras a medida que se producen las grietas para tener una idea de cómo se desplaza la roca.

Movimientos sísmico

Ese desplazamiento es lo que algunos temen que podría resultar en temblores. Un proyecto de EGS en Suiza tuvo que ser abandonado por los movimientos telúricos que producía.

El profesor Adam Schultz, geofísico de la Escuela de Ciencias de la Tierra, Océano y Atmósfera de la Universidad Estatal de Oregon, forma parte de un equipo comisionado por el Departamento de Energía de EE.UU. para registrar y controlar la operación.

Rigor

Riley manifiesta que todos los recursos acuíferos están asignados y que el alto consumo por parte de la geotermal creará conflictos por el agua no antes experimentados en la región.

Pero AltaRock garantiza que el proyecto solo estará inyectando en el sistema 24 millones de galones, ‘lo que consume la población de Bent en un día’, según Susan Petty que reitera el carácter reciclable del sistema.

El profesor Adam Schultz coincide que la cantidad de agua usada es ‘finita’ y no se pierde, pues está siendo inyectada dentro de una capa de roca impermeable y circulada de nuevo.

‘El desafío para conseguir los permisos para realizar una operación en tierras federales son inmensos’, subrayó. ‘Inclusive nuestro trabajo de observación también está sujeto a esas rigurosas exigencias’.

‘Se están haciendo enormes esfuerzos para determinar el impacto ambiental y cultural a la región’, concluyó.

El proyecto del cráter de Newberry empezará a inyectar el agua para crear las fisuras en la roca a mediados de 2012. Para finales de año se sabrá si el método es económicamente viable para crear un sistema de largo plazo para circular agua caliente y extraer energía limpia de este.

‘Es el camino del futuro’, concluyo Petty. ‘Si esto funciona podríamos llevar el sistema a muchos otros sitios’.

Fuente: BBC Mundo.com