Cultivada antes que la papa y con mejores propiedades.

Bonao acuna detalles que cautivan a sus visitantes, desde las bondades de su espectacular naturaleza hasta la producción agrícola.

Este majestuoso valle posee tierras muy fértiles pero adecuadas para la siembra de arroz, cacao y café preferiblemente; en estos lugares donde la yuca y los plátanos no abundan se recurre a la siembra de otros víveres como la papa o el rábano amarillo, más conocido como apio de cepa (o cepa de apio).

La arracacha como también le llaman, es muy preciada en otros países, sobre todo en América del Sur donde tienen múltiples recetas para satisfacer todos los gustos. Se trata probablemente de una de las plantas andinas más antiguas y más cultivadas en la etapa preinca, cuya domesticación precedió a la papa y al maíz.

Tiempo atrás en nuestro país este producto era solo consumido por los campesinos más pobres por ser un alimento prácticamente desechado y relegado a comunidades altas y montañosas; otros afirman que sencillamente era sembrado para darle de comer a los cerdos.

En la actualidad no tiene fama, pero los que la conocen concuerdan que es un óptimo alimento con propiedades curativas, un tubérculo como cualquier otro en la manera de cocinarlo, se puede freír, hornear y salcochar, siendo excelente en sopas o cremas.

En Bonao se vende en las calles y según Paulino, quien lo distribuye en su camioneta, el rábano amarillo es lo mejor que hay, sobre todo para diabéticos pues es un ¨vívere¨ con muy poco almidón. Aconseja el experto cocinarlo con poca agua para que conserve sus propiedades.

¨El sabor es muy bueno, te lo puedes comer con lo que quieras, yo lo recomiendo con pescado o bacalao, pero puedes hacer todo lo que quieras, hasta postres¨.

Su ingestión es importante por la fácil digestión de sus almidones y por ser rico en calcio, fósforo, fierro, niacina, vitamina A, piridoxina-B6, riboflavina-B2, ácido ascórbico, proteínas, fibras y carbohidratos; características que le otorgan un potencial alimentario y económico grandioso.

 ¨Es un excelente antioxidante, fortalece el sistema inmunológico y es lo mejor para niños y diabéticos¨ nos asegura Paulino.

La arracacha, el rábano amarillo o la cepa de apio se puede encontrar en algún supermercado o en el Hospedaje Yaque.

Por Odenisse Peralta.-