Una propuesta para prohibir el uso de bolsas de plástico en las grandes tiendas de Chicago fue presentada ante el Concejo Municipal por el concejal hispano Proco Joe Moreno.

El funcionario argumentó que los residentes de la ciudad utilizan tres mil millones de bolsas de plástico al año sólo para transportar los productos de sus compras.

La iniciativa estaría dirigida a los grandes almacenes, los cuales recibirían multas de hasta 10 mil dólares en caso de incumplir la medida, mientras que los pequeños negocios estarían exentos, permitiéndoles que poco a poco las eliminen de acuerdo a sus costos.

En rueda de prensa en el ayuntamiento antes de presentar su propuesta, Moreno dijo que la prohibición de bolsas de plástico representa un avance en el mejoramiento del medio ambiente de la ciudad, que pondría a la vanguardia a Chicago.

Aunque el concejal admitió que existen almacenes que utilizan bolsas biodegradables, destacó que son pocos.

“Es increíble que en India utilizar bolsas de plástico se sancione hasta con prisión, y que en otros países como Italia y Alemania ya esté prohibido su uso”, añadió Moreno.

La propuesta prohíbe a las tiendas de más de cinco mil metros cuadrados usar bolsas de plástico, y establece multas cada vez más rígidas, a partir de los mil dólares, para los almacenes que violen la normativa.

La iniciativa advierte que el consumo de bolsas de plástico genera un problema ambiental y económico, debido a que están fabricadas con polietileno, un derivado del gas natural y el petróleo.

Además, son difíciles de reciclar, aún cuando existe una ordenanza que exige a las grandes cadenas de tiendas el reciclaje de las mismas, y generan problemas a la ciudad al enredarse en las alcantarillas.

La prohibición de las bolsas de plástico se ha discutido en el pasado en el Concilio Municipal de Chicago, aunque sin éxito, como cuando en 2008 el entonces alcalde Richard Daley se opuso a la medida.