En octubre la Dirección Regional Cibao Central de la Policía sometió a la justicia, a través del procurador de Medio Ambiente, a 31 personas acusadas de contaminación sónica en esta ciudad. Los enviados a los tribunales formaron parte los operativos realizados en diferentes barrios de aquí, especialmente  en la parte baja, donde se incautaron 506  bocinas y accesorios.

Al dar a conocer los resultados de las acciones anti ruidos llevadas a cabo el pasado mes, el coronel Lorenzo Morillo, relacionista de la Policía, dijo que de esa manera la institución del orden dio respuesta a denuncias de juntas de vecinos e iglesias cristianas.

Fuente: El Nacional