Extrañeza y fascinación fueron las sensaciones despertadas al ver por primera vez esta fruta rara parecida a un capullo gigante de color intenso y llamativo; la curiosa seducción por esta fruta aumentó cuando supe su nombre ¨Pitajaya¨.

La pitahaya es un fruto exótico, de un cactus, de forma ovalada y una pulpa blanca, puede ser amarilla o roja, según la región de su cultivo (Colombia o México) Algunos dicen que la amarilla contiene mucho más propiedades en beneficio de las personas.

Nombre común o vulgar: Pitajaya, Cardo ananás, Flor del cáliz, Pitahaya amarilla, Pitaja, Pitaya, Pitayayá, Corazón de Dragón. 

Nombre científico o latino: Hylocereus triangularis

Familia: Cactáceas.

La pitahaya contiene muchas fibras vegetales, hierro, fósforo y calcio, es el fruto ideal para las personas anémicas, sus propiedades son aún más sorprendentes y variadas. Sus granos negros contienen una grasa natural que mejora el transito intestinal, es un excelente laxativo; es por esto que es mejor evitar consumir este fruto en casos de diarrea o gastritis.

Son frutos de muy bajo valor calórico, ya que apenas contienen hidratos de carbono. Destaca el contenido de vitamina C en la variedad roja, no así en la amarilla. A esta fruta se le atribuye el beneficio de prevenir el mal denominado como ¨gota¨ o ¨epilepcia¨ propiamente dicho, a través de su extracto.

A modo general, su ingesta puede contribuir en muchos sentidos a la estabilidad de la salud, pero no solo eso, sino que también ofrece gran ayuda a los problemas de tipo nervioso gracias a una sustancia contenida llamada captina. Si presentas problemas de tipo infeccioso o necesitas un producto antioxidante que te ayude a retener de mejor forma el hierro, si te encuentras en el proceso de gestación, crecimiento o tratamientos de cualquier tipo, es bastante recomendable consumir este fruto.

Si quieres consumirla como fruta fresca, lo mejor es enfriarla y partirla por la mitad para comer su pulpa con cuchara. Es común incluirla en batidas y zumos, ideales para el consumo de los niños. La puedes utilizar como fruta de cocktails tipo daikiri, pero si quieres ser más creativa puedes hacer con ella mousses o tartines de yogur.

Si te pica la curiosidad por degustar un jugo fuera de lo común o un batido muy particular puedes encontrar la pitajaya en algún supermercado.

Por: Odenisse Peralta.