Por Adalys Pilar Mireles

Pinar del Río, Cuba, 4 ago (PL) Con unas 13 variedades de arroz registradas, la Estación Experimental de esta provincia cubana profundiza los estudios sobre el grano para elevar su rendimiento y calidad industrial.

  Los tipos Inca LP5 e Inca LP7, obtenidos por sus investigadores, ocupan cerca del 80 por ciento del área dedicada en Cuba a ese cultivo, declaró a Prensa Latina Alexander Miranda, director de la institución científica perteneciente al municipio de Los Palacios.

Comentó que se trata de variedades de probada calidad y elevado rendimiento, de unas ocho toneladas por hectárea. La Inca LP7- agregó- tolera la salinidad y para su desarrollo no precisa de grandes volúmenes de agua, otra de sus ventajas es que resiste los embates de plagas como el ácaro Steneotarsonemus spinki Smiley.

Entre las líneas investigativas sobresalen, además, indagaciones sobre el empleo de los recursos hídricos en las plantaciones arroceras, así como los manejos y rotaciones de las variedades para evitar la aparición del arroz rojo, catalogado como maleza.

Como resultado de las pesquisas desarrolladas por los científicos de la Estación Experimental, fue posible crear un formulado a partir del carapacho de la langosta, con el fin de controlar enfermedades fungosas y disminuir la aplicación de productos químicos nocivos para el medio ambiente.

Estamos tratando de poner a punta la tecnología, ensayada a nivel de laboratorio, para su posterior generalización, explicó Miranda. Con más de dos décadas de experiencia, los especialistas del centro pinareño desarrollan estudios de conjunto con el Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas y el Instituto de Granos.

Fuente: prensa-latina.cu