Hace 19 años que la NASA está recopilando información acerca del tamaño de los glaciares y sus niveles de descenso. Todos los años, desde que comenzó la medición, los glaciares han disminuido su tamaño, haciendo correr verdaderos ríos hacia los océanos. Según un reciente estudio de estas mediciones, las capas de hielo de los polos se están deshaciendo más rápido de lo previsto, y definitivamente más rápido que las de los glaciares de montaña.

Este derretimiento aportará directamente, asegura la NASA, al aumento del nivel de las aguas oceánicas. Así, los glaciares de Groenlandia y la Antártida están derritiéndose a un ritmo muy superior a las predicciones, lo que provocaría que los océanos suban de nivel mucho antes de lo esperado.

Sólo en 2006, ambos polos perdieron una cantidad de hielo equivalente a 475 gigatoneladas de agua, que fueron a parar directamente a los mares. Esta cantidad, se calcula, hizo subir las aguas en 1,3 milímetros. Los glaciares de montaña perdieron, en cambio, sólo 402 gigatoneladas.

En todo caso, desde que comenzaron las observaciones, los niveles de pérdida han ido aumentando sostenidamente. Cada año, los polos pierden 36 gigatoneladas más que en el año anterior. En la NASA afirmaron que desde hace años se sabe que el hielo de las capas se va a derretir, pero lo sorprendente que revela este estudio es que se están derritiendo ahora, mucho antes de lo que se pensaba.

Link: NASA Says Ice On Both Poles Is Melting Faster Than Earlier Expected